Tips para tu casita para pájaros en tu jardín

Tips para tu casita para pájaros en tu jardín

Tips para tu casita para pájaros en tu jardín

Nos encontramos en la época del año perfecta para instalar una casita para pájaros en nuestros jardines. Y es que con la llegada de la primavera, también viene la temporada de anidación, por lo que ahora es el mejor momento para prestar un refugio a muchas aves silvestres que se encuentran en búsqueda de un hogar temporal.

Si las usamos de manera correcta, las casitas para pájaros pueden ser el espacio ideal para aves migratorias que buscan un lugar tranquilo para descansar e incluso poner sus huevos después de un largo y cansado viaje.

¿Ya tienes tu casita para pájaros y no puedes esperar a verla habitada? ¿Quieres ser todo un experto en el tema antes de colocar tu casa nido? Continúa leyendo, pues hemos recopilado los mejores tips para convertirte en el mejor host y conseguir que estos hermosos visitantes vuelen hasta tu jardín.

Conoce quiénes son tus huéspedes potenciales 

Es muy importante conocer qué modelo y tamaño de casa nido es más adecuado para el tipo de pajarito que deseas atraer. Si, por ejemplo, esperamos la visita de aves pequeñas, vamos a necesitar un nidal con un agujero de entrada del tamaño justo para ellos. 

También debes asegurarte de cubrir las necesidades específicas del tipo de ave en la que has elegido enfocarte. Las aves pequeñas no se alimentan de las mismas semillas que las aves grandes, es por eso que necesitamos informarnos sobre los cuidados que requieren.

Una buena ubicación lo es todo

Colocar de manera estratégica el nidal será un elemento decisivo para lograr que más pajaritos te visiten. Es más probable que se acerquen a nuestra casita si está localizada alrededor de árboles o cerca de áreas verdes.

Es cierto que algunas especies tienen hábitats preferidos, pero las recomendaciones generales para ubicar tu casa nido son:

  • Evitar lugares donde el sol cae directamente en el agujero de entrada.
  • Buscar una altura ideal para que las aves no corran peligro.
  • Posicionar la casa nido de manera que las aves puedan volar directamente a la abertura de entrada.
  • Tratar que la localización esté protegida de vientos fuertes y lluvias.
  • Vigila a mascotas y depredadores

Ten en cuenta que la ubicación de la casa nido no debe estar en ramas muy bajas o en paredes que estén al alcance de depredadores silvestres como serpientes, ratas o animales del hogar como perros y gatos.

Para proteger a nuestros visitantes de cualquier peligro, debemos asegurarnos de que el orificio de la entrada al nido sea lo suficientemente grande para dejar pasar a los pajaritos, pero no a otras especies de animales. Si ya hemos notado la aparición de visitantes problemáticos lo mejor será reubicar nuestra casa nido y mantenerla en vigilancia constante.

Coloca tomas de agua y de alimento

Una excelente manera de atraer aves silvestres a nuestro hogar es proveer espacios seguros para que se alimenten. Coloca comederos cercanos a las casas nido e incluye las comidas preferidas de nuestros pequeños visitantes como suelen ser: semillas, cereales, fruta fresca o deshidratada como duraznos, peras y manzanas.

No está de más incluir bebederos, tinas pequeñas o estanques con agua fresca y limpia para que los pajaritos puedan hidratarse y refrescarse en las tardes más calurosas.

Dales su espacio

Es importante no molestar a nuestros huéspedes en la época de cría, pues en este momento requieren de mayor tranquilidad. Por esto mejor no colocar la casa nido cerca de las áreas más transitadas en nuestro jardín.

Se debe visitar el nido lo mínimo posible para no dejar rastros de nuestro olor que puedan ser percibidos por depredadores. Visitar constantemente el nido también podría provocar que los padres decidan abandonarlo y dejar a sus polluelos.

Recordemos mantener supervisados a los niños cuando estén observando los nidos y evitar a toda costa mover los huevos o crías que se encuentren en el interior del nido. Los primeros son muy frágiles y se rompen con facilidad, los polluelos podrán verse tiernos, pero bajo ninguna circunstancia hay que tocarlos pues podríamos causarles daño y lesiones. 

Mantén limpia la casa nido

Se recomienda revisar y vaciar la casita una vez al año, para eliminar cualquier resto del anterior nido que hayan podido dejar los últimos huéspedes. Después, debes lavar con agua caliente para desinfectar y terminar de remover residuos. 

El mejor momento para realizar esta tarea será a finales del mes de septiembre, una vez concluida la temporada de anidación y antes de que comience la temporada de invierno. De esta forma estará lista justo a tiempo para recibir a nuevas familias.

¡Queremos que cuando adquieras casita para pájaros en nuestra tienda sea todo un éxito! Implementa estos consejos, ten paciencia y observa detenidamente. Pronto te convertirás en el mejor host para estos alegres visitantes, podrás observar y conocer diferentes especies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *