Arquitectura sustentable: ¿cómo funciona?

La sustentabilidad, incluyendo la arquitectura sustentable, tiene como principal función la capacidad de perdurar. Esto quiere decir que los sistemas ecológicos permanezcan diversos y productivos por un tiempo largo y justo. Para nosotros, los seres humanos, la sustentabilidad es el potencial para el mantenimiento a largo plazo de bienestar.

La lógica es sencilla: los recursos naturales de los que dependemos para nuestro día a día no son infinitos. Algunos se renuevan constantemente, mientras que otros tienen ciclos tan largos que no se pueden considerar renovables.

Como especie, consumimos a un ritmo desmesurado. Los recursos renovables no se están generando a la misma velocidad que los usamos. Los recursos no renovables se están agotando y las alternativas todavía no les han reemplazado.

Alcanzar sustentabilidad significa precisamente lograr un balance de tal forma que nuestro consumo no exceda la regeneración de los recursos.

El cambio climático, la contaminación del aire, la reducción de áreas verdes en muchas de nuestras ciudades, el uso irresponsable de los recursos naturales de la tierra son algunos problemas mundiales con los que vivimos hoy a causa de la urbanización y construcción de edificios. Todos amenazan la sustentabilidad.

Muchas personas están conscientes de los riesgos en los que está el planeta y han tomado conciencia de ello. Por eso, cada vez es más grande y visible el rol que tiene por jugar que tiene la arquitectura sustentable en nuestros días.

¿De qué trata la arquitectura sustentable?

Las viviendas y espacios de trabajo son necesidades básicas para la vida humana como la conocemos, pero también deben integrarse en el ecosistema que envuelve el proyecto. Por eso, surge la arquitectura sustentable para hacer un compromiso verdadero con el medio ambiente en el diseño, planeación y construcción de estas obras.

El arquitecto sustentable debe tener una postura ética sobre de dónde provienen y cómo se utilizan los materiales con los que trabaja, así como el impacto ambiental de su construcción.

De igual forma, debe mejorar la calidad de vida de las personas que los habitan sin comprometer al medio ambiente o la capacidad de las futuras generaciones para que, al igual que nosotros, puedan satisfacer sus propias necesidades.

Los arquitectos que aspiran a este camino son la conexión entre la obra y el medio ambiente. Su labor no es solo una función, diseño o estilo, sino que integran unión con la naturaleza.

Por tanto, deben tener un interés peculiar por la reducción del impacto ambiental referentes a la industria de la construcción, tomando en cuenta factores como:

  • Materia prima, pues algunos materiales impactan menos que otros
  • Procesos, pues existen mecanismos que contaminan menos
  • Fabricación, pues la industria tiene un impacto considerable
  • Deshechos, pues es necesario reducir y reciclar insumos
  • Uso de servicios, pues el consumo eléctrico y de agua se puede reducir 
  • Integración con el ambiente, pues la obra es parte de un contexto

Los arquitectos sustentables desarrollan proyectos viables en términos de recursos naturales, económicos y sociales.

¿Qué debe saber un arquitecto sustentable?

La arquitectura sustentable llega a la mesa de trabajo y sitio de obra con una variedad de conocimientos por encima de los de la arquitectura regular. Los más fundamentales son:

  • El equilibrio entre espacio, sociedad y entorno
  • El empleo de herramientas que miden impacto ambiental
  • Las técnicas ecológicas por emplear
  • El origen, uso y cuidado de la energía

¿Cuáles son las metas que tiene la arquitectura sustentable? 

El reto que se tiene es grande y novedoso. No solo es planificar y ejecutar un proyecto, sino que es optimizar la obra de manera amigable con el medio ambiente para minimizar los efectos dañinos de la construcción.

Estas son las metas que la arquitectura sustentable tiene por delante:

  • Hacer uso consciente y responsable de la tierra y agua que se utilizan en el proyecto
  • Reducir de la cantidad de materiales y energía
  • Reciclar de residuos
  • Diseñar estrategias de iluminación y ventilación natural
  • Reducir contaminantes
  • Elegir proveedores cuyos materiales dispongan de certificaciones ambientales
  • Construir con usabilidad
  • Apostar por innovaciones tecnológicas respetuosas

De esta forma, integran una conexión entre la urbanización y el medio ambiente.

Es importante prestarle atención a la tarea tan grande que tiene esta rama de la arquitectura, ya que es la encargada de buscar soluciones amigables con la sociedad y la naturaleza para así minimizar los efectos dañinos de las construcciones.

La comunidad de arquitectura sustentable ha evolucionado con el paso del tiempo. Se han encontrado y desarrollado cada vez más soluciones a los problemas que como humanidad debemos afrontar.

¿Cómo se ve un edificio sustentable?

  • Utiliza paneles solares para generar electricidad
  • Tiene electrodomésticos ahorradores de energía
  • Reutiliza el agua y reduce el gasto de la misma
  • Emplea materiales reciclados en su construcción
  • Se construye con técnicas y procesos que reducen el impacto
  • Aprovecha ventanas y tragaluces para reducir iluminación artificial
  • Integra elementos amigables a la fauna, como casas nido para aves
  • Es neutro en carbono: genera más energía que la que consume

¡Seamos parte de la solución! existen muchas maneras en las que podamos ayudar a la conservación de nuestro planeta.

Si te gusta el proyecto Kuku, ¡no dudes en dirigirte a nuestra tienda y obtén el tuyo propio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *